miércoles, 15 de abril de 2009

Ansiedad en los niños

Al igual que los adultos, los niños pueden también sufrir de ansiedad. De hecho, la ansiedad en niños se debe esperar en momentos específicos durante el desarrollo y está en esos casos mirado como normal (por ejemplo, el primer día de escuela). Algunos niños pueden también sufrir de timidez excesiva y pueden luchar para ajustarse a nuevas situaciones.

Pueden todavía no tener la habilidad de vocalizar sus sensaciones, ni la capacidad para manejarlas - haciendo que sus miedos y ansiedades sea aún más difíciles para que le hagan frente.

La mayoría de los niños tienen miedos de breve duración, y crecen rápidamente fuera de ellos mientras que aprenden con la experiencia que no hay peligro verdadero en las cosas que temen. Por ejemplo, un niño aprenderá que no hay monstruos debajo de la cama o que cuando la mamá se va para el trabajo, ella volverá al final del día. Esto se mira como parte rutinaria del desarrollo.

Algunos niños son más ansiosos que otros y pueden necesitar reaseguro o ayuda adicional de un profesional, especialmente si se sospecha un desorden de ansiedad. La ansiedad se convierte en un problema si comienza a afectar a la rutina diaria de su niño o si está causando a su niño agitacion significativa.

¿Cuándo es normal en el niño la ansiedad?

Es normal que todos los niños experimenten ciertas ansiedades en las etapas de desarrollo.

Entre 7 y 11 meses, los jóvenes se sentirán a menudo ansiosos alrededor de caras desconocidas. Entre 7 meses y los 3 años, la mayoría de los niños experimentan ansiedad cuando están separados de sus cuidadores.

Los niños jovenes pueden tener miedos de breve duración, tales como miedo de la obscuridad, las tormentas, animales, o `monstruos', y ellos desarrollan a menudo fobias temporales después de malas experiencias particulares. Un niño puede temer a los perros después de ser mordido por uno.

Cuando comienzan a ir a la escuela, están sujetos a preocupaciones tales como presiones académicas y sociales, y a otras ansiedades que se presenten como resultado de desarrollar un sentido independiente de uno mismo. Las ansiedades tales como éstas son normales y se deben resolver en un cierto plazo.

Diagnóstico de ansiedad del niño

El reconocimiento de desordenes de ansiedad del niño puede ser difícil puesto que los síntomas de la ansiedad en niños son a menudo diferentes a ésos que observamos en adultos. Por otra parte, los niños de diversas edades y temperamentos pueden exhibir diversos síntomas.

Aquí están algunas muestras y síntomas indicadores de la ansiedad del niño:

* Mojar la cama

* Pesadillas o terrores de noche

* Evitar ciertas actividades (tales como escuela o acontecimientos sociales)

* Gritar y rabietas fácilmente

* Sensaciones frecuentes de pánico y temor que interrumpen actividades

* Preocupación constante de los acontecimientos futuros

* Dificultad en hacer amigos y tímidez extrema

* Bajo amor propio y carencia de confianza

* Miedo de la verguenza

* Miedos de incurrir en equivocaciones

* Comportamientos obligatorios (tales como mirar debajo de la cama o en el armario antes de la hora de acostarse)

* Resistencia extrema a cualquier cambio

* Síntomas físicos recurrentes, tales como dolor de estómago o dolor de cabeza, sin una causa evidente

¿Qué causa ansiedad del niño?

* La ansiedad de separación es muy normal en niños jovenes y se desploma generalmente con la edad. Haciendo frente a la separación de gente familiar, su niño puede lanzar rabietas, rechazar ir a la escuela o hacer insistente lloroso o manipulador. Si un niño mayor o adolescente persiste con este comportamiento, pueden tener desorden de ansiedad de separación y la ayuda profesional puede ser requerida.

* Cambios y miedo a lo desconocido. Al igual que los adultos, los niños temen a lo desconocido y son a menudo cautelosos en nuevas situaciones. El primer día de escuela, conociendo nueva gente o vecindades puede ser un rato ansioso para su niño.

* Acontecimientos traumáticos. Las experiencias desagradables o malas pueden llevar a un niño a creer que ciertas cosas son peligroso o amenazantes. Esto podría incluir una situación social embarazosa, o una que causó daño físico o susto (tal como una mordedura de perro o un accidente). En situaciones particularmente dificiles hay el riesgo de desorden de tensión post-traumatica (PTSD) y su niño puede necesitar el asesoramiento profesional.

* Problemas relacionados con la escuela. Su niño puede estar ansioso por algo que ocurre en la escuela tal como abusadores, trabajo en hacer amigos, o un profesor tiranico. La ansiedad puede provenir en algunos casos de las dificultades que encuentran frente al trabajo de la escuela y un desorden de aprendizaje puede ser la causa principal.

* Problemas de la familia. Un disturbio en el ambiente familiar puede hacer a su niño sentirse ansioso. Ver u oir a los padres discutiendo continuamente puede ser particularmente ansioso para su niño y darles una sensación de inseguridad. Otras situaciones de familia que pueden llevar a un niño ansioso son separaciones y divorcio, muerte o enfermedad en la familia, y disciplina contraria o áspera.

* Comportamiento aprendido. Los niños pueden a menudo adoptar el comportamiento ansioso de sus padres. Esto es especialmente cierto para los niños con padres sobreprotectores o excesivamente ansiosos (quiénes ellos mismos puede sufrir de un desorden de ansiedad).

Ayuda para la ansiedad del niño

La ansiedad en niños se puede manejar de una variedad de maneras. El reconocer el desorden de ansiedad del niño es el primer paso. Los métodos usados en tratar la ansiedad del niño pueden ser convencionales (alopático) o implicar un acercamiento más holístico con remedios naturales y medicina complementaria.